Septiembre, 2007

CARROLLERA VIDEOS 2




CREACIÓN ORIGINAL: DANIEL ROJAS (CARROLLERA)
IMAGENES: Taxi Driver "Martin Scorsese"
MÚSICA: At-the drive in "embroglio""


La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_dibujo15.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.
NUT ACE
AQUÍ HAY MÁS, EN CASO DE DESEAR SATISFACER UN POCO LA CURIOSIDAD...


El sofá de terciopelo.


No me brinda seguridad alguna el estar recostada aquí. Frágil, sutilmente ansiosa y mirando al techo. Las grietas, minúsculas pero evidentes, su desnivel deforme, oculto. Todo apacible e intencionalmente ideado con rústicas tonalidades café, como si ello brindara el telón propicio, al monótono ritual del psicoanálisis.

Disección de patologías y traumas acompañado por la anestésica voz de un altivo y pomposo cirujano mental: Doc que asiente y dice -Uhm, interesante!!!- Frente a cada palabra que mi boca deja escapar. ¡No querida; la seguridad es un mecanismo obsoleto, obsoleto!!!. Detesto el lugar, me da escalofríos, pese a ser una oficina, despacho, consultorio o como se le quiera llamar. Luce igual a la cabaña en que solía pasar los veranos junto a mi familia. ¡Siempre odie esas vacaciones!!!. Aun las odio, pero no tanto como los días de clase. Y que se supone que debo pensar de esa repisa llena de libros… sorprenderme extasiada con los títulos impronunciables en Alemán. Apenas si se sostienen.

Juraría que las enciclopedias solo han sido visitadas por las polillas y esos galardones, es más que seguro que este idiota los compro en un remate de saldos; y para que hablar del olor a lavanda y aerosol de limón… si se trata de una regresión, lo único que ha conseguido colocar en mi cerebro, son miles de imágenes de incómodos momentos de la adolescencia: La biblioteca del colegio, la oficina del director, las visitas a la orientadora y tantos días que pase ahí, castigada por llegar tarde o simplemente fugarme. Las escapadas al baño para hacer humo lo que tuviésemos a mano y nuestras carcajadas... ...los insultos y maldiciones al par de imbéciles, Lagos y Carrasco… Solo dije lo que sentí cierto!!!. Mierda, que hago aquí entonces!!! Estoy la mar de bien, claro, si exceptuamos este sofá y el hecho de que este obligada a asistir a terapia.

Es una real estupidez!!! Es cuestión de mirarnos. Ambos confiados y serenos; tu más que yo. Aburridos pero sin decírnoslo a la cara para no ofendernos; yo mas que tú. Miento; tú lo disfrutas y yo; yo me quiero largar. No por que te deteste, poco me importas en realidad. Lo que no soporto es esta burda interacción en este. .. consultorio.

Tests que parecen juegos para niños retrasados: Hacer unos dibujos ridículos, memorizar tarjetas de colores y decir lo primero que se me viene a la mente mientras lleno formularios igual a los de la p.a. Todo para alargar la sesión y así puedas cobrar más!!! Meterte al bolsillo un jugoso cheque que costee tus inmundas y secretas necesidades de hombre ejemplar!!! Mamá paga; así que, de igual. Si de mí depende; estaremos aquí todo el día y así podrás completar tu colección de videos "Chicas con pene". Felicidades por ti cabrón. La muy perra se lo merece en todo caso.

¡Cinthya es quien quiere seguridad!. ¡Cinthya es quien quiere una hija que pueda presentar a sus amigas sin avergonzarse! Entonces que pague por ello como lo hizo con sus nuevas tetas.

-Marylin, no has dicho nada en los últimos diez minutos. ¿Qué ocurre, estas incomoda?.

-No para nada!!!

-Vamos. No debes encerrarte, sabes cuales son las reglas. Yo se que algo pasa por tu cabeza.

-Lo sabes realmente, como es posible, ni yo misma puedo descifrarlo. -Pienso al mirar de reojo y darme cuenta que tienes una gran capacidad para entender lo obvio y aun axial, no un simple sarcasmo Pobre imbecil!!!

Estas petrificado en medio de un callejón sin salida, inmóvil como un ciervo a punto de ser despedazado, la luz esta directo en tu cara hijo… puedo oler tu nerviosismo, te sobas los dedos, ese tick estupido en tu labio y luego de un rato, casi como cronometrado, cambias de posición cruzando la pierna que estaba debajo de la otra. Es automático e involuntario, me encanta llevarte ahí, desorientar tu mirada y reír entre dientes por ese prefabricado look de Sigmund Freíd. Que ridículo y se supone que yo soy la que tiene problemas de autoestima. -Nuevamente estas bloqueando la comunicación Marylin. Esa no es la idea tras estas sesiones. Debemos interactuar y así poder afrontar tu disfuncionalidad. La confianza es básica, dime sin vacilar lo que estas pensando. -¿Creí que lo sabias?. -Ríes con una mueca tonta y buscas excusarte. -Tengo ya esbozos del conflicto a erradicar; pero necesito confirmar mi análisis. Así que por favor... -¿Que quieres que te diga?. -tu inquisitoria insistencia comienza a elevar mi tono, me muevo desde la completa y hermética mudez hasta el chillido desgarrador. De pronto me hallo entre la ironía y el desgano. Sin embargo como buen profesional, no te rindes, opones fundamentos y revoloteando en alto tu estúpida tablilla y papeles, balbuceas razones inconexas, lecciones de una moral y protocolo que no caben en mi cabeza y al final, me veo obligada a responder. De lo contrario intentaras sacarme con ganzúa ese atochamiento de frases que preferiría tragar por que no tienen mayor importancia. -Marylin por ultima vez; dime que has estado pensando durante estos últimos minutos. Así no podemos avanzar. Se que algo te inquieta, se que quieres compartirlo, por mucho que te muestres esquiva mirando el techo o por la ventana hacia el edificio del frente. ¡No te cierres querida!.

-Querida, que diablos significa eso!!!- Es lo único que puedo pensar, claro, eso y otras miles de incomodas ideas que nacen desde tu diminuto cerebro para circular hacia tu no menos diminuto miembro. Tu forma de observar incomodaría a cualquiera Doc, pero a mi no, no tengo pudor al respecto -¡De acuerdo Doc!. -Perfecto, puedes empezar cuando gustes. -El goce que te produce es una invitación y el que ingenuo te adelantes abandonando la comodidad del acolchonado respaldar de tu silla, a fin de hacer mas intima la confesión, me fuerza con ferocidad, directo al charco de mierda al que quiero lanzar a todos y a ti en especial. -¡Me reía de tu estúpida apariencia!. -¿Perdón?. -Me reía de tu falsa chaqueta importada, lo vulgar que es, al igual que ese pantalón mal zurcido y que apenas cubre esas piernas peludas y asquerosamente bronceadas que tienes. Tus afeminados zapatos italianos son horribles y esa barba retorcida y neuróticamente emparejada, vaya, pero no olvidemos tus lentes. Dios santo, hacen de tus ojos dos puntos negros sin sentido y esas patillas, que nadie te ha dicho que el rey murió hace cincuenta años. Eres patético!!!, pareces un retentivo anal del siglo dieciocho. Te preocupas mucho de como lucir y buscas así... -¡Basta! Ya entendí. -Más que el grito ahogado e impotente al que estoy acostumbrada, me sorprende la forma en que tu moderado y snob animo se derrumba, te revela como el tipejo que en verdad eres. Joder, pensaba que todos los estirados de tu oficio, debían tener más correa! Si tuve algún gramo de respeto hacia tu personita, se acaba de desvanecer amigo. -Disculpe no quise incomodarle era solo una broma Doc. Claro, con serios matices de realidad desde luego.

-¡Marylin, Marylin, Marylin!.

-Que ocurre, ya le dije que no fue con el afán de herir sus sentimientos.

-Lo que ocurre querida... ummmm, no mejor prosigue, yo entiendo... -Odio tus anotaciones, el como mueves la cabeza a la par que el lápiz avanza probablemente sin nada coherente que redactar, tu pantomima me inquieta y la curiosidad fluye... -Continuare evaluándote si no te importa, ah y por cierto no te tomes la molestia de tratarme de ud Marylin...

-Y tu no pongas esa cara de pelotudo y muevas la cabeza como si te hubiese decepcionado.

-¿Perdón?.

-Perdón!!!, Perdón!!! Acabas de decirme que puedo tutearte y que la confianza es primordial...

-Ah ya veo donde nace tu forma de reaccionar. Te incomoda la superioridad ¿No es cierto?

-No; pero a ti si y de hecho no te sienta en lo absoluto. ¡Sin ofender!!!.

-No lo has hecho linda… tu actitud es sumamente interesante y reveladora, ya comienzo a tener una idea de que clase de chica eres.

-En serio, podrías decírmelo. ¡Por favor me encantaría saberlo!!!. Tengo años tratando de encontrarme Doc. Ilumíname!!!

-La ironía es un buen escudo. Destruir algo que ni siquiera te pretende atacar, pero sientes amenazador. Oh si, ese un medio defensivo idóneo y bastante cómodo.

-Me has leído al revés y al derecho Doc!!!.
-Ahí lo tienes, no puedes evitarlo. Temes la confrontación.

-Claro que no, solo me estoy divirtiendo un poco. ¿Que hay de malo en ello?. Nunca trato así a quien no se lo merezca, por entrometido o palurdo que pueda ser.

-Y yo soy todo eso y me lo merezco ¿verdad?. -Al fin descubrió algo Doc, ya ve, no fueron quince años en la universidad por nada. Puede sentirse realizado. Repetir todos los cursos tres veces, al fin esta dando frutos.

-Ummm, interesante estrategia la tuya, pero siento decepcionarte, como medico, tengo el entrenamiento para soportar tu forma de ver las cosas.

-Realmente puedes Doc...

-Ya te dije Marylin que si, sin embargo ummmm, eso no implica que tu comportamiento y actitud lastima a los demás.

-Cual actitud no seas tarado!!!
-Esa actitud de mierda que tienes niña!!!.
-¿Mierda?. Vaya Doc, dejamos los formalismos a un lado tan pronto.

-Perdón no debí exaltarme. Lo lamento y bueno... ummmm, el hecho es que tu sabes a lo que me refiero. Con esa acidez y esas constantes criticas a todo lo que esta en tu entorno, no solo te dañas aislándote sino que perjudicas a tus seres queridos.

-¿Seres queridos? Por favor, ellos están acostumbrados y el que no me quiera escuchar, se puede ir al infierno a tomar Coca cola. ¡Nunca les he puesto una pistola en la cabeza, para que estén conmigo!. Es más, me harían un gran favor al largarse.

-¡Que terrible forma de enfrentar la vida!.

-uy ya saco conclusiones, Veo que le molesto el que atacara su guardarropa.

-de que hablas
-de quien te viste Edipo. Tu madre
-¡niña cielos!. No ves que estoy tratando de ayudar.

-Bueno para eso te pagan ¿o no? pequeño albert. Hay que descifrar quien soy y seré...

-Eres inteligente Marylin, no tienes que usar una mascara, he visto tus notas y analizado tu desempeño académico. El que por cierto; seria impecable de no tener una conducta tan agreste y autodestructiva.

-Si es cierto, soy un caso perdido.
-Debemos trabajar con premura. Tienes demasiada ira acumulada.
-Doc, deja de hablar como si tuvieses atravesado un ají en el culo...
-Santo cielo muchacha contrólate...

-Mira por que no te sueltas un poco y te relajas como cuando dijiste que mi actitud era una "mierda", me sorprendiste en ese instante. Todo se puso entretenido… pensé que ibas a seguir en esa tónica, la que por cierto haría de esto algo menos

-Ummmmm

-no ponga esa cara Doc; ya ve que siempre digo de una u otra forma lo que me molesta. No me reprimo, esa es la razón principal para que estar aquí; en este, digamos "centro medico". Si no me cree, pregúntele a mamá, ella es quien quiere callar mi boca floja.

-¡Lo dudo Marylin!.

-No la conoces Doc. Cynthia es capaz de freírme como a Nicholson en Cooko`s nest, si eso mejora mi bocazas.

-Cynthia es una gran amiga mía. Creo conocerla y se cuanto te equivocas.

-Doc, el que día por medio la lleves a un mugroso motel y le apliques tus limitados movimientos en cada uno de sus orificios. No quiere decir que sepas quien es. O acaso esa es tu técnica medica. Dudo que así sea. De lo contrario conocerías a la perfección los dilemas de todas las putas que pululan por las calles. Incluyendo tu mujer y secretaria.

-Eres una... -Una perra, claro soy hija de mi madre, algo tenia que heredar de ella. Pero descuida, el buen gusto; gracias al Olimpo, lo obtuve de papá. Nunca me fijaría en una bazofia como tú.

-Yo estoy divorciado Marylin. Tu madre y yo... -Deja las confesiones para tu propio loquero woody allen, se lo que se traen entre manos y descuida, a mi viejo hace tiempo ya que se lo comieron los gusanos, no es como que a estas alturas voy a empezar a jugar el rol de Hamlet.

-¡Entonces no te importa!. -Si estas en eso de la necrofilia y te acomoda follarte a una vieja hipócrita, quien soy yo para juzgar. Imagino si que nos harás un descuento, cuando pases a ser mi nuevo papí.

-Probablemente será mejor que traspase tu caso a algún colega.

-¿Que pasa; tan rápido te rindes? -¡No, pero empiezo a ver que carezco de objetividad!.

-¡Entonces hemos estado perdiendo el tiempo aquí!!!. -¡Estoy haciendo un favor a tu madre Mary!. Personalmente No se que la hizo decidirse a traerte, pero estaba preocupadísima por tu salud. Muy por el contrario de lo que a ti te pueda parecer.

-¡Ya ves que no la conoces!. Ni siquiera te dijo la razón para contratar tus servicios. Así empieza. Luego te ocultara todo y de pronto, ¡caput no sabrás quien carajo esta a tu lado!. Vive mutando tanto su rostro de acuerdo a la moda y amistades. Que dudo sepa ya quien es. ¡Pero da lo mismo!. Yo soy quien tiene el cerebro cagado.

-Ummm, definitivamente tenemos que subsanar esa relación que tienen. -Yo la acepto como es Doc. Ella es la que no me tolera. Debería venir a estas estúpidas sesiones en mi lugar. Pero claro, no lo hará, pues cree que la terapia es para dementes y es mejor culparme a mí, que tengo las horas y disposición de perderlas poniéndome bajo el reflector y escrutinio de un charlatán. -¡Eres dura Marylin!.

-Quizá, pero eso no significa que no diga la verdad.

-La única verdad, es el conflicto que tienes con tu madre. El resto y esa condición... -¿Cual condición? Tu condición de fantoche comemierda. -¡Tu rabia reprimida!. Si sigues, pronto te sobrepasara y no sabrás como comunicarte con otros.

-Sabe Doc, sobre eso, me gustaría añadir algo. Si me lo permite claro.

-¡Adelante!. -Debo darle crédito, al menos tiene paciencia, otro ya se hubiera marchado o me hubiese dado un golpe en el rostro. Bueno, que no lo haga le da algunos puntos a su favor, aunque no disminuye mi apatía claro, ya que sigue siendo un cerdo y cretino. –justo lo que quería oír niña.

-Doc en serio, si uno esta bien como es y los demás... la sociedad, digámoslo así, inconsciente considera que eres adaptado solo por que no te conoce y se guía solo por lo que puede o quiere ver. ¿Cual es el gran dilema?. Yo soy feliz y el resto, pese a ser una bicho raro, parece gustar de mí. Al menos de frente así lo demuestran. Ya sea por mi apellido o como usted dijo, "logros académicos", no me cuestionan. De seguro me destripan cuando no estoy, pero eso que mas da, no vivo de y para un montón de comemierdas. Vivimos en un mundo de apariencias. Lleno de caretas, fachadas y expectativas inmediatas. En él; todos los que conocen las reglas. Ganan.

-Y tu las conoces a la perfección.

-Desde luego, por algo me gradué con honores del colegio, no me podían hechar por las notas y menos por la contribución que la chequera que mi viejo nos lego, hacia. ¡Le gane al sistema Doc!. ¿Hay algo de malo en eso?. Claro, fuera de demostrar la incompetencia de la educación en este país y la falta de cojones del director.

-Muy lindo, tienes todo bajo control. Eres un caso típico de libro. Te gusta experimentar, llegar al límite, escuchar el clic del martillo y contentarte luego cuando sabes que la bala estaba en otra cámara. Te produce placer, te da bríos y ante todo un sentido de superioridad que ansias con urgencia.

-¡Guarda esa mierda para alguien que se la compre Doc! Ya debes haberte dado cuenta de que no soy una incauta. Invertir mis palabras y poner otras en mi boca, no hará diferencia alguna. No he dicho sentirme superior. Lo que no implica si; que los demás sean mediocres ratas. ¡Pero ese no es mi problema!!!. No puedo ir por el mundo arreglando la miserable "condición" de los otros. Son estúpidos, se esfuerzan al máximo en dejar a la vista el abismo que nos separa.

¡Oh por favor, deja de tomar nota y mover la cabeza mirando al suelo!. Ya te dije que yo no hago las reglas, juego con ellas simplemente. Si no las conocen. Allá ellos.

-Una individualista de primera. Tienes el patrón común del narcisismo y para ello...

-...Hay un fin terrible. "La soledad". Ibas a decir eso, ¿verdad Doc?. No es la primera vez que escucho lo mismo. Ya no creo en ello. Y es que, dime de corazón, acaso no preferirías estar solo. Mira a tu alrededor; hay puros palurdos torpes. Esclavos que dependen de la validación que terceros les dan. Inconformes piden a gritos un poco de amor. Es triste, aceptan golpes o rutina solo por miedo al desamparo. Usados para sentir un beso, el calor de otro cuerpo que les de seguridad o una palabra bonita aunque signifique nada. Yo prefiero mandar todo eso al diablo y continuar, lejos de tanta urgente dependencia. Si sabes lidiar con esa "condición" puedes elegir entre compañía para deleitarte o tu vacío que reposa de tanta imbecilidad. La ausencia no es enfermedad Doc, es ser libre si lo puedes controlar. No los necesitas, no te complementan y si quieres, bien, tu eres quien los puede usar.

-¡Ni tu misma quieres creer eso niña!.

-No lo creo, lo se. Llenamos nuestras miserables vidas con actividades y grupos de amigos. Pero al final estamos solos. Todo es una palmada de consuelo, una perdida de tiempo y un pedido desesperado que clama un rescate emocional.

No es ser individualista, pienso y conozco los hilos que nos mueven, por eso estoy bien así. Sin saltar al ritmo del titiritero.

-¿Entonces que haces aquí, boquifloja? Por que no te ahorras la molestia!!!

-Si vine aquí es por mamá, ahí tiene un ejemplo de mi falta de egoísmo. Otro la hubiera mandado a rodar. Claro, dudo que esto vaya a servir de algo, pero si le da tranquilidad a la vieja y a usted le permite llevarla a la cama con mas facilidad y ganarse de paso unos morlacos extras. ¡Quien soy para oponerme!!!. Ya te dije, tengo el tiempo y me divierte joderla en su afán por hacerme "normal" "adaptada" y "ejemplar" -¡Maldita muchacha!. -Al final nadie pierde Doc, ella no me fastidia y usted sigue aumentando su capital.

-¡Estas cagada de la cabeza!. No lo quieres aceptar.

-Por que tengo que aceptarlo. Tu más bien deberías hacerte revisar, una cosa es ser miserable, pero otra muy grave el proyectarse. Instrumentalizar a otros y en el juego hacer falsas esperanzas a una viuda cincuentona solo para salvar tu carrera. -¿Que dices? -No toleras ni besarla y menos acercarte a mi, crees que no me doy cuenta cuando me miras. Tienes miedo, me encuentras atractiva pero también sabes que estoy tan desquiciada que seria capaz de rebanar en dos a tu pequeño amigo.

-¡Cállate! -Ah, pero si solo estoy bromeando. No se lo habrá tomado en serio Doc.

-¡Deja de decirme Doc!.

-Pero Doc, por que se exaspera, solo estamos conversando, pense que la confianza era lo primordial.

-¡Estas loca aléjate!. -Vamos doc, acaso no quieres besarme el cuello y apretarme entre tus brazos. Sacarme toda la ropa y pasar tu lengua por...

-Aléjate he dicho!!!
-Tranquilo Doc, solo estoy jugando, no quise hacerle sentir mal.
-Deja de decirme Doc. ¡Estas loca!. ¡Loca! Loca!!!
-Tranquilo, mire si le hace sentir mejor puedo ir de vuelta al sofá...

-No es eso, maldita seas perra loca, maldita seas. Tienes razón. Tienes razón y ese es el jodido problema!!!

-Solo bromeaba.
-¡No, tienes razón, soy un mediocre!.
-Doc, no llore por favor…

-Al retroceder al sofá y poner mi mano sobre su hombro, fui testigo de como toda su seguridad se volvió arcilla. El tiritar lo hacia un muñeco de trapo a punto de sucumbir ante la presión de dos pistones de acero. Su columna de paja se doblo y su mirada se escurría hacia una infinita caída -Tienes razón, todo lo que dijiste es verdad, me van a quitar el consultorio y necesito el dinero de tu padre para mantenerlo abierto. Perdí todo por el juego y las putas. Por eso mi mujer me dejo. Por eso soy una mierda que vive de las apariencias, odio a tu madre pero la necesito. Susurrarle un par de palabras lindas y falsas al oído me sirve para llevarla a la cama mientras pienso en ti. En traje de baño, como ese día que estabas en la piscina. No puedo dejar de imaginarte desnuda, ahora mismo, desnuda sobre el sofá, tu piel, tus labios, oh pero te odio, te odio por ser tan...

-No lo diga, solo bromeaba. Solo bromeaba!!!. No llore, póngase de pie doc, doc no sea cobarde, no se hunda…. usted es un profesional, salga de allí, usted puede arreglarlo, yo no quise, yo no quise…




Autor: Daniel Rojas P

A quien le guste...


Esperamos tu comando, la voz asesina, no es difícil odiar la cultura, sentirse perdido en ella, en la ética bella y la castrante estética o es al revés o todas juntas, junto a otros conceptos degradantes de tu voz humana, que prefiere ser un simple ladrido o rebuznar, yo al menos se que quiero rebuznar e irme al barranco de las emociones radicales, pues antes de empezar a escribir este tipo de cosas y pensar otras más complejas, que no se como expresar o que al empezar a hacerlo se distorsionan de la peor manera, volviéndose la imagen burda de un camarógrafo ciego, descubro la desilusión, la masturbante melodía de mi propio ir y venir para vaciarme luego en el papel desintegrado sin gracia y gloria, sin final, sin paraíso, sin catarsis en último caso, y por tanto sin principio, sin referencia para juzgar (¿es necesario juzgar?). Si hubo en verdad un comienzo o la validez del que consideré como tal, ya no lo se y si no sabes por donde empezar, que es todo esto, una tribulación adolescente, arte de primera, romanticismo desbocado o formalismo manierista, ¿existe tal cosa?, bueno dentro del barroquismo puede darse lo que sea y en el peor de los casos, si es que hay tal caso y no todo forma parte del mismo peor caos, venderse a la estructura del elogio, a la arquitectura de la necesaria justificación, es el peor caótico principio del fin o final primero… Mierda, que puedo sacar en limpio, ya nada; todo luce cual cúmulo de opresoras bofetadas a mi lucidez y de pronto me traspongo a una trinchera desértica con rutas alternativas que conducen a un tren que no para y decae donde una vieja decrépita y sobre sus faldas y manoseos intimidantes, escucho su pasado de esplendor como vendedora de casas lujosas en las mejores zonas de occidente; mientras me sirve un té que sabe a negra sanguijuela y todo no es más que una pesadilla que se extiende a lo largo de mis labios y lengua apelmazada con piernas de hombres y mujeres que sudan sobre mi espalda y cadera después de una orgía universitaria. No voy a tomar más los fines de semana y tampoco creo que vuelva a ver a Hemingway con los mismos ojos, su relación con el hijo de puta de Fitzgerald y Zelda en sus primaveras parisienses me revelan el glamour de la generación perdida y no hay nada que deteste más que la elegancia y a un cochino marica que busca la aprobación del resto, mientras su esposa se revuelca con un aviador y el se deleita con su brandy y glorias del pasado centradas en una ficción del modelo de éxito americano… esa es mi conceptualización del hastío, el gran gatsby y el pequeño séquito de pequeñas grandes divas literarias, de genios padres culturales, babélicas mulas ideologizadas, idealizantes que rechazan un modelo para convertirse en la peste que querían limpiar con tenazas mentales y desilusión en forma de genialidad dando la espalda a la cultura reinante a la par que se vuelven dicha reinante cultura, la misma basura de la cual descienden a la que se apegan y atraen con singular fuerza, de la que nunca se despegan y de la cual reniegan siendo parte y de la cual son parte renegando, reniegan en cualquier oportunidad posible para sentirse especiales, se rebelan para ser y ser rebelde es lo mejor según dicen. Patrañas, seré entonces yo una patraña también, un renegado rebelde que reniega y se rebela en contra de esa tropa inmensa, me enferma sentirlo, siquiera considerarlo, sus sueños repletos de atrocidades complejas e inflexiones de grandilocuentes y rupturistas me quema, solo me quedan un par de tipos que respetar y la mayoría son reflejos de mi desidia en forma de poema con un ligero matiz kafkiano y de ruso dostoievski con algo de basura bukowskiana; pero creo que ahí termina todo; por que creo que el resto puede lamerme las bolas, vivos y muertos por igual y si deciden proferir lo mismo con respecto a mi ente viral, siéntanse libres de hacerlo con la única diferencia de que a mi no me importa lo que piensen así como tampoco afirmar: que el turnio Borges y manco Cervantes son unos bastardos prescindibles y que es fácil odiar a los poetas, sus simples dramas y gusto por atraer la atención, la lascivia de miles de ellos me revienta cuando gritan cual juego demente, su supremacía en un arrebatar de patas y manos desesperadas, es una logia inmensa de pequeñas almas, si es que tal cosa (el alma) existe; y la llamo cosa por que somos cosas en este universo de materia inútil con inútiles sentimientos y racionalidades de poetas dioses y un dios poético que inventó Huidobro alcoholizado.…

Esperamos tu comando, la voz asesina…



Autor: Daniel Rojas P

La vieja


Al caminar por oscuros pasadizos, de lo que podría pensarse es un túnel laberíntico,

Comienzo a sentir que cada paso resulta más confuso que el anterior y de pronto, con el pulso acelerado y la respiración entrecortada, procuro mirar atrás y volver raudo por donde se supone llegue, entonces recuerdo de golpe que no hay un momento preciso en el itinerario de mi vida, que marque el paso de otro sitio o habitación a este cámara. Por momentos ella resulta en extremo opresiva y húmeda para luego tornarse imponente e inasible a cualquiera de mis sentidos… olvido con facilidad el detalle de la transición, pese a no ser algo menor. Quizá es parte de la confusión y aún no me he dado cuenta de ello y aunque de improviso estoy consciente y preguntándome con una risa irónica que puedo imaginar; lo que no tiene tregua e ideario, es la forma deshilachada en que opera mi cerebro para justificar los ¿porqué? y ¿cómo? Entonces ocurren dos cosas o lo olvido y continúo avanzando o simple y llanamente me duermo y al despertar sigo caminando sin sentido pero como si fuese indispensable no parar hasta que la duda me asalte otra vez…

¿Como confiar en mi sensibilidad?, mucho tampoco puedo decir de la lógica y sus mecanismos. Aquí no operan más que para generar mayor frustración.

No me hallo cerca, de lo que mi cabeza puede considerar una salida y a lo que me refiero en términos más concretos por laberinto, es a una trampa infinita, casi como andar vagando de noche por el desierto y sin esperanza. De cualquier forma, se lo que parece esto, un estúpido y común símil de la mente o el estado de animo, la metáfora más barata que se pueda encontrar, un lugar lúgubre y descuidado, lleno de dolor e incomprensión, con ratas y cucarachas manando de cada rincón y en cada poro de mi piel, la penumbra que aumenta con el aliento frió de la niebla, bah que idiotez, falta que me ponga a monologar sobre la vida como una droga o haga la típica elegía acerca del mural de rostros enjuiciantes. Pero no, ya he pasado por eso, ya no tengo dieciséis y ese tipo de espectrales y sin duda cliché imágenes me resbalan…

Aunque no da lo mismo, nunca da lo mismo, siempre hay algo a lo que no te acostumbras, para mí… el silencio es inaudito. Lo cual no se si es por una condición intrínseca del sitio o quizá, sólo soy yo. El caso es que la regla se rompe y aparece lo peor que puedo traer a la memoria…

Lo hago con serias aprehensiones y a riesgo de arrepentirme, pues temo que al repetirlo en voz alta, fuerce su ocurrencia.

Es así que un susurro empieza a recorrer las galerías… esta pasando, no lo creo, no debí haberlo pensado, no debí siquiera pretender contarlo. Ahí esta, esta pasando, es ella, llego y sonríe como siempre… al comienzo parece inocente, ¿porqué lo hice?, ¿porqué creí que esta vez seria distinto?, soy un imbecil, su sonrisa es maliciosa, deforme no cabe en su rostro y sus ojos lucen desorbitados, amarillos como dos grandes faros que me impiden voltear, y ahora ese chirrido… ese metálico pitillo y luego la carcajada, es la vieja, la vieja viene, es la maldita bruja con su traje floreado, su moño gris aplastado con aceite y toma vuelo, esta feliz y desesperada, en su cara las dos luciérnagas bajo su frente estallan entre los pliegues interminables de la arrugada carne. Es la vieja con su sonrisa como la de un niño demente que no puede cerrar la boca, que no quiere hacerlo ya que todo es arrastrado hacia sus fauces de dientes desgastados… presurosa llega gritando, no lo soporto, esta cada vez más cerca, siento su vaho y no lo puedo esquivar, no puedo por que los músculos no responden, estoy condenado a ver como grita y gime mientras me mira profundamente, escrutando todo lo que veo y siento. Eso la complace ya que por mucho que sepa lo que va a ocurrir, no me queda más que tolerarlo, vivir la experiencia como la primera vez y así hasta el infinito ya que no puedo acostumbrarme al choque, a su piel contra la mía… no es un sueño, no, no lo es, quisiera creer que es sólo una pesadilla, que hay un giro sorpresivo e inesperado, que una vez que sus manos alzadas que mueven los dedos como gusanos hambrientos lleguen a mi rostro y empiecen a danzar impúdicos, todo terminará… rápido con un sencillo destellar de mi mirada hacia un nuevo día. Pero eso nunca pasa, la espera no termina, aquí no hay sol, aquí no hay despertar. No es un sueño. Este es mi hogar.


Autor: Daniel Rojas.

Dostoievski y la conciencia amoral de una ficción.

CrimePunishment.jpg


El mayor logro y elogio que puede recibir una obra literaria "es el trascender más allá de su medio" pero por tal, no nos referimos al tipo de trascendencia que se refleja en un exceso de inútil merchandising y la correspondiente adaptación cinematográfica. Aseverarlo, tampoco implica ir en contra del séptimo arte y la constante retroalimentación que dicha forma narrativa, sostiene con el mundo de las letras, ese no es el punto, la premisa atiende más que a los best sellers a una interdimensionalidad que se refleja en la vida misma. Tenemos claro que las obras, entendamos por esto novelas, dramas e incluso poesía, no son sólo productos de la mente o retorcida biografía del autor; es claro que, tanto el primer medio, el privado si queremos llamarlo de alguna forma y también el medio público, social o general, que sirvió de telón de fondo, son determinantes pero hay algo más, una realidad propia, una dimensión que responde a patrones de tiempo y espacio que son inmanentes a la creación; cuando ese fenómeno se da, cuando esa dimensión propia o mundo posible, es tan poderoso que entra a determinar al mundo real y las vidas de sus habitantes, estamos ante un clásico.

Entonces e ahí la pregunta del millón ¿Cuándo podemos a ciencia cierta saber que esa obra, cualquier obra, fue capaz de trascender ambos medios, el privado y ese dizque público o general?

Yo creo que no hay una formula, y que mucho menos, en caso de que exista un rasgo común, este este determinado por la popularidad y las ventas, más correcto es centrarnos en la calidad de la historia y sus personajes. El momento en que estos se vuelven jueces críticos e inteligentes observadores y ya no sólo un mecanismo para expresar la voz del autor. O sea, cuando estos pasan a tener conciencia y voz propia, abandonando el carácter de disfraz abstracto e inmaterial que sirve de vehículo para los pensamientos y emociones de un ser real; el autor empírico.

El ser ficticio en esa medida deja de ser metáfora y se convierte en un habitante de la humanidad y nos traspasa su carga, tal es la situación del amigo Rodion Romanovich Raskolnikov y Dostoievski. A través de este, personaje y su autor, ambos rusos, ambos nihilistas podemos ejemplificar. Ellos nos hablaron, nos hablan hoy y así seguirán haciéndolo con las futuras generaciones. Ambos coinciden además, en algo mayor que la nacionalidad, lograron escapar del medio y periodo que los vio nacer. Tanto el protagonista como los acompañantes de aquel drama “Crimen y Castigo” (Dunia, Razumijin, Svidriegalov y demases) junto a todas sus problemáticas, desnudan a la humanidad, revelan en su conciencia lo mezquino y mísero así como también lo sublime y esplendoroso de nuestro género.

Y no es sencillo, ya que para conseguir ello, Dostoievski debió sobrepasar muchas etapas y su obra como universo pensante, también debió salir de lo meramente panfletario y gratuito, de lo recursivo y autoreferente y por tanto, evidenciar la magia individual, corresponder a esa ética del autodescubrimiento en soledad y a la vez, lograr la amalgama colectiva, penetrando a la universalidad libre de cualquier atadura: La del genio creador, el peso de su vida, la crítica del momento, la dirección que tiene el periodo con sus necesidades, inquietudes y preferencias y ya superada toda la urdimbre contextual, aun pervivir a la erosión del tiempo y la exigencia que demanda Cronos a sus hijos.

Pero claro, los escépticos que nunca desfallecen dirán, que toda obra consigue eso con mayor o menor fortuna, pero no es así, me atengo a las palabras de Raskolnikov como fundamento de su perennidad y la de su creador, uno que junto a Kafka y todo el resto de perros viejos y duros han llevado a la literatura a su punto mas alto... (Nombremos algunos, Hemingway, D.H Lawrence, ambos Miller, Tolstoi, Celine, Joyce; Beckett)

Con una clara supremacía de la voluntad del poder, el hombre siempre buscará ampliar su ímpetu y destacarse, imponerse ante los otros, esos seres materiales y comunes que sólo sirven para mantener rodando este mundo y preservando el sistema para que luego aparezcan estos tipos especiales de ideas originales destinados por su propia mano a llevar ese mismo sistema y movimiento horizontal, aburrido y monocorde a un nuevo estadio, el ascenso vertical y luego otro descanso para caer en la rutina hasta que se haga insoportable y que por su propio peso, aparezca otro Napoleón de la pluma otro heredero del genio Shakesperiano y nos legue un nuevo Raskolnikov, ese tipo extraño y pálido que se pregunta amoralmente, si el es uno de esos malditos tipos llamados a cambiar todo. En la obra quizá no lo hace, no en principio pues llega a creer que su obstáculo es la anciana a la que mutila con una enorme hacha y no su orgullo limitante y castrador, pero fuera de la obra, otro gallo canta al ex estudiante Petesburgues. Raskolnikov es un superhombre más allá del bien y el mal; destructor del espacio y el tiempo, verdugo de la moral y la civilización, de los códigos y la culpa.

¿Pero es esa ficción de Dostoievski realmente tan poderosa?, Bueno, lo es lo suficiente como para hacernos cuestionar el estado de derecho, los axiomas morales de Kant y de cualquier neoclásico recalcitrante y de trasero apretado, además, tiene de sobra, (pese a su inexistencia) poder de convencimiento como para ser un Nietzsche demente y febril, genio y demoledor de un occidente erigido bajo cánones débiles, esclavizantes y utópicos.

E ahí la grandeza de este personaje capaz de revelar y hacernos cuestionar la mediocridad y en esa medida, anticipar la caída de una cultura excesivamente axiológica e hipócrita, que desfallece inconsecuente en grandes dosis de relativismo libertino y superficial.

En la boca de estos dos rusos, en sus letras se libra una pugna tan antigua como el tiempo mismo, una masacre entre Apolo y Dionisio que no se entienden en lo absoluto pero que deben compartir desfasados un mismo espacio.

Autor: Daniel Rojas Pachas.

Publicado en: Cinosargo


Poeta+arica, poesía+ariqueña, escritor, Daniel+Rojas+Pachas, carrollera, música+histórica, Daniel+Rojas, escritor+ariqueño, escritor+chileno, poeta+chileno

-0-0-

-0-

Vi a una niña devorar sus intestinos,

llorar el suicidio racional

y rió

mientras seguía comiendo.

A gritos pedía un segundo plato

y el hombre gozaba

alrededor...

Fornicando toda belleza

Extendía sus dedos hacia el sol.

Luego morir fue inevitable.

Y en ese segundo glorioso

la luz se hizo eterna y hostil,

Ante tamaño esplendor

vi el dolor partir mi costado

y quedo en evidencia cuan muerto estoy.

Cucarachas anidaban mi alma

otro hueco cascarón

otra burbuja carcelaria…

en este universo

de prisiones absurdas


-0-


...y las mariposas

arden en vuelo…
mientras,

dos infantes lloran

junto a un quiltro muerto.

y miles de payasos extienden

una colorida palma

sobre rojos campos tristes.

La sangre y fuego,

de una

carnivora civilización.


autor: Daniel Rojas

CARROLLERA VIDEOS




CREACIÓN ORIGINAL: DANIEL ROJAS (CARROLLERA)
IMAGENES: DISTINTAS FUENTES, DOCUMENTALES.
MÚSICA: CASH, AMERICAN RECORDINGS IV "THE MAN COMES AROUND"


La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_dibujo15.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.
NUT ACE
AQUÍ HAY MÁS, EN CASO DE DESEAR SATISFACER UN POCO LA CURIOSIDAD...


La paradoja.



¿Cuántos segundos encierran las pesadillas y cuántas veces muero en ellos? ¿Cuántas gotas pueden absorber mis poros, antes de volverme una y escurrido fluir por las cañerías? ¿Cuántas canicas puedo meter en un saco de papas y cuánto tiempo aguantarían el azote del suelo? ¿Porqué tan absorto pienso en ello? Y ¿Porqué estúpidas preguntas como estas, recubiertas en innata y sutil violencia, son consideradas estúpidas en primer lugar?.
Tienen menos valor que la cacería del oro negro, el suicidio del dólar y una noche de sinuoso baile y meneos electrónicos marinados en éxtasis, mediocre irresoluta confusión, importados brevajes... Tienen menos trascendencia que el asesinato de algún corrupto congresista, en un convulsionado país y el derrumbe de millones de ladrillos, apilando ciego conformismo y la neurosis plástica de una guerra por fe. (some shit-Daniel Rojas)

La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_magritte7.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.


Con sincera convulsión, debo inmiscuirme en la preciosa lucha por una respuesta ¿Acaso ellas no me envuelven en terremotos cerebrales?, Acaso el fluir de su desgracia no acosa mi paz con colores oníricos y excita a la locura tanto como la incertidumbre de una hipócrita realidad, que relativa; a toda costa tratamos de concretizar aprendiéndola en lingüísticos y lógicos envases como: Bien y mal, normal y fenómeno, popular y relegado. Caracterizamos con simpleza y castración esos segundos, minutos y millones de horas que nos pertenecen tanto como la cuota de oxigeno mínima a la que podemos aspirar. Y claro, ambas lo hacen, ambas me destruyen y siempre se trata de la misma maldita razón. Ya sea en el desvarío de mis dudas o ante la irresoluta cadena de hechos que configuran el día a día en que transitamos impávidos... Todo se niega, reprime y sublima. En el choque de sus dimensiones, por miedo al miedo: La convencional y aceptada violencia declara la civilización, encauce y supresión colectiva de la violencia primal. Misma que individual dio origen a la anterior... Por paradoja entonces; me refiero a esa cárcel inherente con que moldeamos nuestros pensamientos y posteriores actos a la expectativa, a lo socialmente aceptado y aceptable. Para no estar solos, para no deleitarnos con el silencio de nuestras cabezas y la creatividad en potencia: "Nos lastima si la dejamos sumida en letargo". Preferimos ahogarnos en ruido, en compañía que tapa nuestra verdad oscura y demente. Sabiéndolo maldigo e increpo a esa estúpida paradoja que nos saca de lo que somos para arrastrarnos a un punto inexistente. Un punto que a su vez juzga el inicio, el propio punto del que surge; propiciándolo con mas fuerza y entereza en aquellos que simplemente no podemos huir de nuestras cabezas. De nosotros mismos...


Autor: Daniel Rojas.

Interprétenme diciendo que lo hicieron mal...

Si en momentos como este me exalto y parezco a punto de explotar, de volverme una flama calcinada por mi propia respiración y acelerado ritmo, no debe entenderse que tal es mi estado normal. Planariamente soy un tipo tranquilo y reposado, serio y calmo, paciente en la resolución y en mi esquina solitaria, ambientada por la armonía de mi deseo, espero los movimientos antes de saltar y así evitar caer en error. Pero no me mal entiendan tampoco soy un retentivo anal, falto de espontaneidad y que medita hasta el latir de su corazón.
Sólo soy guía y protagonista de mis actos, una mente que no deja de funcionar y medir su participación en el tiempo que le ha tocado observar, digerir, intentar modificar o simplemente desfallecer...

Y es en el afán de construir y crear, muchas veces un intento inútil,que todo se derrumba y la posibilidad se vuelve roca desprendiendose en mi contra, pues como los legos de un niño que recién aprende a moverse e interactuar con su medio, cualquier avance parece tambalearse listo a caer y volver a empezar... Es por eso que la frustración es inherente, es por ello que el inconformismo nos mueve, porque cuando conseguimos; el suelo desgraciado tumba nuestro quehacer o algún maldito insensible sin apreciar nuestro logro motriz viene y empuja nuestros cubos e incluso nosotros mismos, hastiados queriendo probarnos, solemos lanzar un fuerte golpe que los penetra en la insondable mudez de la caída y el intento, aún impensado de la reforma, de la revolución que traerá consigo un nuevo principio, un cambio o la mera pantomima de deshilvanar y coser el mismo muro de piedras azules, rojas, amarillas y en fin multicolores como la variedad esencial de la vida...
No hay que olvidar además que en ese erigir y derribar, la violencia y el primal instinto; siempre están. Jamas ausentes del baile, podemos encontrar el eros y el thanatos como ejes de todo musculo cerebral y corazón...
La muerte y la pasión sexual, configuran la oscura via y laberinto del hombre incluso, más pasivo...
Aquel con un signo negativo en la frente y que camina hacia atrás para anidarse en su pasado y volver al vientre de su madre. Por ende, mi carácter no es la excepción, no veo disminuida la innata y constante intención de alterar la soberana paz. Menos si me considero un opositor, un dinamo que se empuja a sí mismo, que da golpes para reventar contra el pavimento frío y así poder hallar el equilibrio que hace de mis sentidos alimento, la correa de mis depravaciones y la anarquía de mis anhelos...

La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_3.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.

Y como conseguirlo; siendo paciente y realmente tolerante, tolerante de tu ser en primer lugar, sin abanderar o encausar el trasero a un delirio colectivo y gratuito...
Sosteniendo desde luego y sin resquemor la propia avaricia, ego, psicopatías y millones de neurosis que configuran el mundo bizarro y oxidado de esa luz bienhechora que perjuramos tener como percutor matriz...
Las ideas desastrosas de holocaustos, genocidios, violaciones y la más pura degradación se anidan al igual que en todos y repercuten sobre mi cabeza
confusa; se bambolean en el subconsciente y la gran diferencia que marca el limite entre alguien que sólo sigue y mi persona, es que yo sin jactancia, puedo verlas y saber que su contraste, imaginado con mi alegría y esperanza, me permiten el entendimiento y la distancia, el conocimiento propio y la percepción de lo que abunda y muchas veces te acosa, persigue, ignora y rara vez te ayuda sin segundas obsecadas y egoístas intenciones.

Mas como dije al comienzo, de vez en cuando. ¿Cuándo exactamente?; cuando todo parece un callejón de mi propio cuestionar, cuando el vacío llega a su umbral de resistencia y para reconstruirse cambia de rostro mutando la libertad y creación en miedo y caos inamovible. Los ir y venir, las preguntas y sus pasajeras respuestas que sólo suelen ser nuevas formas de preguntar y moverte a la incertidumbre: Niegan por que entienden y al entender, sólo me queda negar: Deseo un arma y que mi víctima sea el mundo... Que el cielo sea esa gran pintura que puedo rasgar con mis uñas. Que el mar sea un charco mugroso que se aplasta bajo mis pies. Que los bosques sean un trozo verde invernando entre mis dientes tras haber sido masticados con ímpetu feroz. Que los animales sean un trofeo o reto para mi vista y sagacidad que busca hacer BAM!!! desafiando el ciclo normal de supervivencia y depredación. Por que tengo pólvora y mecanismos y soy un mecánico destructor... Por que puedo pisotear todo lo bello y ser un bastardo que no necesita justificarse
Que asco!!!
En ese momento me sé demasiado humano, humanista, ligado a la buena intención pero en la esfera opositora de drenar toda mi degradación con la víctima más inocente...
Entonces, siguiendo su naturaleza, su determinación pautada y en esquemas medidos con ratas y monos en laboratorios; adopto lo que parece más fácil y barato, transplantar un alma que es lo más sencillo despues de rehacerse la nariz o el culo.
Debo ser humano, humanista y destruir al más inocente y como la mayoría ya pende de una pared o luce gris en el aire, negro en su cauce y conozco a pocos que aún estén limpios. Debo desatar el drama... Y sin dejar de ser yo mismo, siempre considerado por mi tristeza que no gusta de herir a otros...
La inmolación rápida y dolorosa, con el tiro de la misma arma de mi furia e impotencia... es la solución para su conflicto y la catarsis de mí interrumpida serenidad...

Autor: Daniel Rojas.

Morbo Cotidiano.


Morbo cotidiano por Daniel Rojas P.


1
Bajo la mesa,
oculto,
esperando la precoz salida del mañana.
Negro amanecer de muerte y gloria,
De redención y primavera belicosa.
Sobre las cartas marcadas,
el dinámico juego de engaños
y misteriosa cooperación de falsa lujuriosa.
Cielo eternizado;
cantando a mares mudos
y tierras yertas.
Pequeñas paternales promesas,
gran salvaje mirar…
Destructivos ojos,
Perpetuos ojos,
Unánimes rayos espectrales
Desde la curva de tus piernas
Y el degradé de tu infernal ventoso

vientre.


2

Ardiente sobre aquello,
Quemando esto, mi cerco,
El del vecino, su hija, esposa, madre y
el pueblo femenino repleto.
Universales Venus,
erectan mi sino rojo
por cual mágico misterio…
El Derretir de cera indefinida…
Inefable condición de macho erguido.
Marte grita, grita conchetumadre grita, grita, grita
Grita por que muero derretido en mi mano castigadora
Grita por que me desgarro desde adentro queriendo renacer como hijo de la sangre roja .
Grita hijo de puta
Y el Fulgor ingrato de antiética vulgaridad;
Profana templos pasionales,
Viola modelos de acatamiento,
Viola mi sombra, viola tus pasos y las reglas de remanso
Sumisión de cordero
Hecatombe de eunucos fundadores
y castrada sociedad…


3

Elévate pista anónima
sobre mi cabello mutilado, cuela sucio humo a mis orejas
somnolientas por indiferencia
los dientes apretados y las manos muertas…

Ruedan transeúntes, saltan baches y sumergidos en trajes maleta,

Viven esplendida maravilla de las mil y una noches…
de quirúrgico metal y aceite en que nuestra vida flota …
Naufraga el mundo y su azul tímido…
cuerpos indefinidos que no entiendo
Mueven desesperados la materia, cronologías rotas
y gritos ante esperas
y hacer colas,
y hacer compras
y en todo sitio;
y a toda hora;

detestables hileras y cosas que podríamos tomar a la fuerza;

cazando como aquellos,
lobos de pelaje rojo
como el ante pasado que corría cuesta abajo
sin gorro y a culo pelado;
formas y patentes…
timbres y juzgados
fuera de ellos, del orden marciano,
emulando al mas torpe pájaro;
Sin más ni menos hombría,
sin mayor feminidad o belleza,
El pulso del hombre humano, se ha hecho una rutina.

Retazos de Memoria.


"RETAZOS DE MEMORIA"

De la mano de William S. Burroughs y del cuentista O. Henry quien ha deleitado a muchos con sus finales inesperados y a veces un tanto ambiguos, es que he querido constituir una especie de amalgama tematica centrada en el juego de imagenes, la narración como bricolage, la yuxtaposición y encauzamiento de un nuevo sentido global y coherencia que surge de hilachas perdidas en la retina o la memoria...

Los dos textos a continuación presentan una mente doblemente afectada por el subconsciente, la de Murray el personaje de O.Henry cuyo destino nos resulta inasible y la técnica creativa del creador beatnik de novelas inquietantes como The Naked Lunch y Yonqui. Ambos autores norteamericanos y que han influido en demasia a actuales generaciones.

Taller El Sueño (The Dream) “O. Henry”

Murray tuvo un sueño. La psicología vacila cuando intenta explicar las aventuras de nuestro mayor inmaterial en sus andanzas por la región del sueño, "gemelo de la muerte". Este relato no quiere ser explicativo: se limitará a registrar el sueño de Murray. Una de las fases más enigmáticas de esa vigilia del sueño, es que acontecimientos que parecen abarcar meses o años, ocurren en minutos o instantes.

Murray aguardaba en su celda de condenado a muerte. Un foco eléctrico en el cielo raso del comedor iluminaba su mesa. En una hoja de papel blanco una hormiga corría de un lado a otro y Murray le bloqueaba el camino con un sobre. La electrocutación tendría lugar a las nueve de la noche. Murray sonrió ante la agitación del más sabio de los insectos. En el pabellón había siete condenados a muerte. Desde que estaba ahí, tres habían sido conducidos: uno, enloquecido y peleando como un lobo en una trampa; otro, no menos loco, ofrendando al cielo una hipócrita devoción; el tercero, un cobarde, se desmayó y tuvieron que amarrarlo a una tabla. Se preguntó como responderían por él su corazón, sus piernas y su cara; porque ésta era su noche. Pensó que ya casi serían las nueve.

Del otro lado del corredor, en la celda de enfrente, estaba encerrado Carpani, el siciliano que había matado a su novia y a los dos agentes que fueron a arrestarlo. Muchas veces, de celda a celda, habían jugado a las damas, gritando cada uno la jugada a su contrincante invisible.

La gran voz retumbante, de indestructible calidad musical, llamó: - Y, señor Murray, ¿cómo se siente? ¿Bien?

- Muy bien, Carpani - dijo Murray serenamente, dejando que la hormiga se posara en el sobre y depositándola con suavidad en el piso de piedra.

- Así me gusta, señor Murray. Hombres como nosotros tenemos que saber morir como hombres. La semana que viene es mi turno. Así me gusta. Recuerde, señor Murray, yo gané el último partido de damas. Quizás volvamos a jugar otra vez.

La estoica broma de Carpani, seguida por una carcajada ensordecedora, más bien alentó a Murray; es verdad que a Carpani le quedaba todavía una semana de vida. Los encarcelados oyeron el ruido seco de los cerrojos al abrirse la puerta en el extremo del corredor. Tres hombres avanzaron hasta la celda de Murray y la abrieron. Dos eran guardias; el otro era Frank -no, eso era antes- ahora se llamaba el reverendo Francisco Winston, amigo y vecino de sus años de miseria. - Logré que me dejaran reemplazar al capellán de la cárcel -dijo, al estrechar la mano de Murray.

En la mano izquierda tenía una pequeña biblia entreabierta. Murray sonrió levemente y arregló unos libros y una lapicera en la mesa. Hubiera querido hablar, pero no sabía que decir. Los presos llamaban a este pabellón de veintitrés metros de longitud y nuevo de ancho, Calle del Limbo. El guardia habitual de la Calle del Limbo, un hombre inmenso, rudo y bondadoso, sacó del bolsillo un porrón de whisky, y se lo ofreció a Murray diciendo:

- Es costumbre, usted sabe. Todos lo toman para darse ánimo. No hay peligro de que se envicien. Murray bebió profundamente. - Así me gusta -dijo el guardia-. Un buen calmante y todo saldrá bien.

Salieron al corredor y los siete condenados lo supieron. La Calle del Limbo es un mundo fuera del mundo y si le falta alguno de los sentidos, lo reemplaza con otro. Todos los condenados sabían que eran casi las nueve, y que Murray iría a su silla, a las nueve. Hay también, en las muchas calles del Limbo, una jerarquía del crimen. El hombre que mata abiertamente, en la pasión de la pelea, menosprecia a la rata humana, a la araña, y a la serpiente. Por eso solo tres saludaron abiertamente a Murray, cuando se alejó por el corredor, entre los guardias: Carpani y Marvin que al intentar una evasión habían matado a un guardia, y Bassett, el ladrón que tuvo que matar porque un inspector, en un tren, no quiso levantar las manos. Los otros cuatro guardaban humilde silencio.

Murray se maravillaba de su propia serenidad y casi indiferencia. En el cuarto de las ejecuciones había unos veinte hombres, entre empleados de la cárcel, periodistas y curiosos que...

Aquí en medio de una frase, El Sueño quedó interrumpido por la muerte de O. Henry. Sabemos sin embargo el final: Murray, acusado y convicto del asesinato de su esposa, enfrentaba su destino con inexplicable serenidad. Lo conducen a la silla eléctrica, lo atan. De pronto, la cámara, los espectadores, los preparativos de la ejecución, le parecen irreales. Piensa que es víctima de un error espantoso. ¿Por qué lo han sujetado a esa silla? ¿Qué ha hecho? ¿Qué crimen ha cometido? Se despierta: a su lado están su mujer y su hijo. Comprende que el asesinato, el proceso, la sentencia de muerte, la silla eléctrica, son parte de un sueño. Aún trémulo, besa en la frente a su mujer. En ese momento, lo electrocutan.

La ejecución interrumpe el sueño de Murray.



"William Burroughs" extracto de la entrevista, un espectador para un film biológico.

EI lado metálico de la adicción
¿EI silencio es un estado deseable?


El más deseable. El uso especial de palabras e imágenes puede llevar al silencio. Yo no se a donde la ficción normalmente se dirige, pero yo estoy refiriéndome a lo que nosotros llamamos sueños. ¿Que es un sueño? Una yuxtaposición especial de palabra e imagen. Recientemente estuve haciendo experimentos con libros de recortes: leo algo en el diario, corto una foto, recuerdo algo escrito y lo pego en mi libro. Camino por la calle, saco una foto y la pongo con los recortes. Después, invariablemente, sonare algo relacionado con esta yuxtaposición. Estoy interesado en como se relacionan palabra e imagen en líneas muy complejas. Hago un montón de ejercicios en lo que llamo "viaje en el tiempo": tomo coordenadas, una foto que saque en el tren, lo que pensaba en ese momento, lo que leía, lo que escribí, todo para ver en que medida me puedo proyectar hacia atrás en el tiempo. Estos libros de recortes y estos viajes son ejercicios para expandirme, enseñarme a pensar más en bloques asociativos que en palabras. Las palabras, al menos en el modo que las usamos, se entrometen en lo que yo llamo la experiencia no corporal. Ya es hora de que dejemos atrás el cuerpo.

( Gradualmente me doy cuenta de que la habitación, pese a estar muy ordenada, esta repleta de papeles. Burroughs fuma sin parar alternando una caja de Ovals ingleses y otra de Benson. Trae más libros de recortes)


¿Piensas durante un lapso prolongado solamente en imágenes?


Estoy volviéndome más eficaz. Intenta esto: memoriza con cuidado el significado de un fragmento de un texto y después léelo. Lo podes leer sin que las palabras hagan ningún tipo de sonido en el oído de la mente. Una experiencia extraordinaria que después pasa a tus sueños. Cuando empezas a pensar en imágenes, sin palabras, ya estas en el camino. Lo que quiero ahora es aprender a ver mas de lo que esta ahí afuera, alcanzar una atención completa de lo que me rodea. Busco un estado sin palabras, lo deseo, las palabras son una manera de hacer las cosas tipo, alrededor del mundo, instrumentos toscos, y eventualmente serán dejadas de lado, probablemente antes de lo que pensamos.


¿Que tiene el recorte que la narrativa convencional no ofrece?

Los recortes crean nuevas conexiones entre imágenes y el campo de asociación de uno se expande. No podrías hacerlo por asociación libre, tu mente no podría abarcarlo. Si por ejemplo yo quisiera hacer un recorte podría leer a través de la columnas de este diario: "los nervios de los hombres de hoy nos rodean toda extensión tecnológica que saiga de lo electrónico involucra un acto de medio ambiente colectivo nervioso humano puede ser reprogramado con todos sus valores privados y sociales porque es contenido programa lógicamente como cualquier red de radio es tragada por el nuevo medioambiente el orden sensorial".

Tu mente no podría realizarlo, seria como tener en la cabeza todas las posibilidades de un ajedrez, no podría hacerlo. Los mecanismos de represión y selección están todos operando en contra tuya.

(Burroughs desplegó por la habitación cantidad de libros y papeles sueltos con los que ejemplifica; siento que nado entre ellos. Tres libros sobre Tánger, uno sobre sociales, Gibraltar, otro de temas generales)


La única falta de tu teoría parece estar en la base en la que opera la oración declamativa directa.

Si. Desafortunadamente es uno de los grandes errores del pensamiento occidental, la proposición de tal cosa o tal otra. Tal cosa o tal otra o es simplemente una manera exacta de pensar, las cosas no suceden así. Los recortes son un movimiento hacia la ruptura de esto. Seria mas fácil encontrar su aceptación en civilizaciones como la China porque ellos ya saben que hay muchas maneras en que se puede leer una ideografía, ya eso es un recorte.


Una frase de "Nova Express" me viene a la mente todo el tiempo: "atravesar la habitación gris". No la entiendo del todo.

La veo como un cuarto oscuro donde la fotografía de la realidad es producida. Implícito en Nova esta que la realidad es una película, lo que yo llamo un film biológico. Lo que sucedió es que el underground y la policía nova pasan a los guardias y entran donde esta película es procesada y allí están en condiciones de prevenir los hechos que sucedan, son como la policía de cualquier parte: la patota esta por hacer explotar el planeta así que los pibes del heavy llaman a la policía nova que son un agente ambivalente. Recuerdo que en Sudamérica le proteste a la policía porque me habían robado y terminaron arrestándome. En otras palabras, una vez que los traes a escena empiezan a hurgar. Una vez que la ley comienza a hacer preguntas no hay forma de terminarla. En vez de policía nova si quieres podes leer tecnología. (El grabador se interrumpe. El sonido solo me sobresalta a mí. Burroughs esta demasiado preocupado tratando de ubicar algo entre unos papeles. Finalmente es un collage de recortes para su nueva novela, lo trae satisfecho).

Me preguntaron si no me asustaría que un chimpancé hiciese pintura abstracta. Dije que no, si fuese buena. La gente me dice: "Todo muy lindo pero son recortes', Yo digo que no tiene nada que ver como Io conseguí. ¿Que es cualquier forma de escritura sino un recorte? Alguien tiene que programar la maquina, alguien tiene que recortar; alguien tiene que encontrar el lado metálico de la realidad.







Ante Él.

Ante Él.


Y ante la miseria de la fría mano y el dormido cerebro, que ya no reposa, presa de un honesto cansancio sino del miedo

La informe mueca se desvanece como sierpe sinuosa que a la carne tienta…

Los caminos del cuerpo se han avejentado, crudo, cada poro se ha hecho grieta y los ojos antes anhelantes y sedientos… Ahora son páramos tristes y llanos quemados por la falta de alimento.

El terror del día a día y las pesadas cuentas… son reproches que sepultan el trabajo.

El esfuerzo ingrato, la faena inútil y al terminar de ver el gran rostro amarillo,

la burla es evidente, el absurdo, medicina para el deseo.

Llorar es poco consuelo…

El llanto es daga… afilada roca, que rompe la mirada.

Ante Él, póstrate en busca de misericordia. Hijo mió, acepta tu cruz y negra herida.

Ante Él, muchos ruegan.

Ante Él, muchos gritan y anhelan, creyendo que aun la tierra gira, producto de su voluntad piadosa.

Ella y yo, ya no creemos en palabras y promesas, de un reino que vendrá a nuestra mesa…

Ausentes en nuestra fotografía, emprendemos el perpetuo traquetear de vías y múltiples formas de encierro: Callejuelas, vehículos, edificios, plazas y parques. Mentes, prejuicios, expectativas y simples rostros que no entienden. Todo parece repetirse, horas siniestras que sólo recuerdan: “Lo pequeño que somos en este anónimo globo”.

El reloj infinito y sus archiveros demenciales. Sólo atesoran, el mismo punto de llegada… el ruego denigrante, la alabanza enviada al cenicero.

Esa maldita incertidumbre del ultimo día…

Y ante el dolor de lo que exhiben las pantallas, paseamos nuestra esperanza, procurando no morir antes de tiempo…

Más cuan duras son aquellas circunstancias, eternas contradicen y se vuelven hábitos, una paz forzada…

Sólo queda acomodar el cuerpo y esperar algo que nunca llega.

Que sólo germina y se nutre en nuestros estúpidos sueños…

Es la ingenua carga de Sísifo, condenados a la cima y la piedra…

Y todo, todo para ver si podemos dar sentido, a este universo en que nos arrojan a morir viviendo…

Ante Él, sagrada mentira. Damos la vuelta sin odio; perdimos toda fe culposa y justicia hecha por el cielo… Como Prometeo devorado, insípidos cuervos comen nuestra sangre, resto de infierno y cadenas… simple, profundo sufrimiento.


Daniel Rojas




El "ser" consecuente...

El ser consecuente es una afirmación bastante paradójica a mi parecer y esto por que la idea nace con el germen de su propia destrucción incluido, es así en la medida que el concepto de "consecuencia" esta determinado por el verbo rector ser (pongan atención en el hecho que destaque la palabra determinación) y eso no es casualidad pues para hablar de consecuencia en los actos de un hombre (ser) debemos hablar primero del constituir qué guía esos actos en el tiempo o sea del ser a secas y cómo este llega a definirse o determinarse para luego hablar ya con propiedad de una prosecución de ese ser que puede mantenerse prolongando su similitud en el tiempo u oponerse en busca de una nueva determinación… Se que suena a trabalenguas pero e ahí el problema en cuestión por ejemplo ¿Qué ocurre si ese ser se falsea a si mismo?, si nunca accede con voluntad, consciencia y libertad a su constituir, si sólo es una mera representación o reflejo de una voluntad que se le impone por medio de alteridades externas que lo subyugan, alejándolo de la autodeterminación y el libre proseguir, o sea si atendemos a ideales absolutos en un claro platonismo que divide al mundo en realidades inteligibles y rectoras y realidades sensibles que deben ajustarse al orden de las primeras o sea, verdades ulteriores como patria, sociedad, civilización, religión, Dios o economía, ese ser se vuelve una marioneta o instrumento de un concepto valórico o una suma de axiomas y por ende se halla falseado de si mismo; alienado en principio y por tanto consecuente sólo con lo ajeno; con las ideas que lo rigen.

Entonces estamos ante un ser falsamente consecuente, que lo único que permite es la consecuencia y perpetuidad de ideas que lo niegan. Parafraseando a Hegel en un sentido inverso, nos hallamos ante un hombre alienado por la idea, y no una idea absoluta representada a medias por una realidad imperfecta. La dialéctica en el universo humano es por tanto inversa a la planteada por este filósofo. Lo principal es el ser biológico "existencia material" y la idea, cualquier constructo derivado de su evolución racional, lo secundario lo cultural en otras palabras. El problema ocurre cuando estas ideas se superponen a su existencia como esencialidad absoluta. En tales casos, se niega al verdadero ser, matando a lo biológico, absurdo, caótico y natural.

Y es que nuestra filosofía occidental le debe demasiado a Hegel y por ello estamos ante una ontología idealista, dominada por las instituciones y el organicismo colectivo, alejados del ser verdadero e inmanente; el que en sentido opuesto se podría constituir pero con relatividad y de esa manera, no tendría por que la humanidad entera abrazar servilmente
el esplendor griego socrático-platónico; y ser consecuentes simplemente con la negación del "yo" a favor del abstracto "ellos" o en el mejor de los casos ponderando el ingenuo "nosotros".

Entonces de que podemos hablar hoy como especie, como realidad humana, según creo, solo nos poemos remitir a una consecuencia decadente como alineación y destrucción del sensible yo. Consecuencia única a la que el hombre podrá aspirar sino conquista grandes terrenos, volviéndose arquitecto de su propia moral, legislador y dueño de su destino y porvenir y en un caso más extremo y lapidario, si no alcanza jamás el dominio de su propia lengua, la cual le es ajena desde su origen, con todo lo que semejante arbitrio conlleva.


Paz yo me borro…
DANIEL ROJAS PACHAS.

Música Histórica


Música Histórica


Para dar inicio a este blog, he optado por encima de toda presentación personal, enfocarme de plano en los objetivos que me llaman a retomar la publicación en la red...
Tras un largo receso de participar en páginas de cuentos, foros y mi propia página web, ya dada de baja a estas alturas...
he querido emprender una nueva etapa, espero esta vez, tener una mayor periodicidad en los posts y vincularlos desde luego a mi carrera como profesor y estudioso de la literatura. Claro esta, que no pienso abandonar mi rol como modesto creador, pues es esta última faceta, la que más gusto me otorga y la que desde siempre me ha movido hacia las artes y principalmente las letras...

De tal manera que no he encontrado mejor forma para partir... que presentar, el libro de poesía autogestionado que lanze a finales del año pasado (2006), y cuyo principal motivación, fue el liberarme de un largo recorrido que inicie en la lírica hace unos 8 años, cuando era un adolescente un tanto confundido y nihilista... lo cual no implica que mi perspectiva actual de la realidad carezca de ciertos matices y grados de solipsismo relativista, aunque debo admitir, que gracias al mayor número de lecturas y experiencias... mi lectura principal, la de mi existencia, que incluye todo el universo a mi alrededor,
se ha enriquecido... motivando la necesidad de pasar a nuevas etapas vitales y creativas...

sin más que añadir...


La imagen “http://media.ohlog.com/carrollera_cover.jpg” no puede mostrarse, porque contiene errores.

Diario.



Cada pared que nos constriñe

y mantiene unidos.

Cada membrana sostén a punto de fenecer.

Cada tejido que nos hace organismo, piel, hígado, corazón y cerebro.

Todo conspira para existir, pero no ser.

Cada elección errada,

Cada angustia tras desechar.

En un mundo de inconscientes

atribulados hombres y mujeres.

Son cuerpo pero no mente.

Son movimiento pero no creación.

Cada átomo y molécula, hincadas ante un falso Dios.

Errando en sumisión,

prefiriendo temer.
Repitiendo en coro.

“Prefiero ser un peón”



Ecuación humana.

Confundido, entre risas y destellos mudos, entre la simpatía de varios y el enojo de muchos. Petrificado por las sumas; adherido a ellas y su resolución: Definible, esquematizada, recordable, aprendida y muchas veces errada. Son momentos, son espacios en mi tiempo. ¿Cuanto compartes sin querer?, ¿cuanto pierdo en un parpadeo?. ¿Cuanto digo y no es verdad, cuanto siento y prefiero callar?. Confundido.

Igual que el resto, sólo más despierto o dormido. Entre sueños inteligentes, autistas de día, mientras los veo avanzar y me detengo a comprender el ejercicio de sus vidas. En mi libro, de noche, mientras descargan el azar. Pero quien me ve a mí...

¿Quien estudia mi demencia, mi depresión, mi fatiga al tirar los números y no errar, sobre su equivocación?



Fénix de mierda.

Un acto poético es filmar mi propia muerte,
poner la cinta y moverme;
ver el día a día; como envejeces

como te pudres, como te deshaces mientras comes, saludas y caminas.

Un acto poético es ir al baño y cagar por mil;
Llenando la letrina al punto que puedes hacer un palacio; con la greda que tu cuerpo desecha.

Un acto poético; es lanzarse al retrete y jalar tu mismo la cadena.

Drenarte por las tuberías y renacer como un fénix de excremento;

en un océano de aves fragatas y petroglifos de inconscientes poetas.

Sólo cagan y no piensan mucho,
a donde va a parar su mierda.



Tiempo.


Corren segundos sumativos,

Corren desesperados,

Corren por entre nosotros, corren empujando contra viento

y abalanzados, uno sobre otro,

corren formando minutos.

Corren con impertinencia, corren y nos miran

y suspirando, corren alabanzas a la caricia de nuestro rostro.

Unidos por el beso, labios hermanos separados al nacer; Quieren corriendo retomar la pasión,

el tiempo que no conocieron del otro;

y que con cada encuentro; sienten compartir.

El fuego lento camina forjando pasado,

pequeños fragmentos de un gran panorama.

Un largo camino olvidado con rápidos 60 que llaman a incrédulos 120,

y así; hora a hora, nos encierra la perfección tramposa del ayer.

La añoranza de la imagen risueña.

“Abrázame como ese domingo

y que mañana sea igual”.

Felices y ciegos, no caemos en cuenta.

Tontos no sabemos; que el amado devenir es hoy.

Ahora, mientras lees esta frase,

tus brazos se ajustan en mi cuello

y yo en tu cintura conozco la belleza...

Calurosas tardes, fresco amanecer y labios que se despedazan buscando prolongar el ocaso…

El nuevo día y meses de nuestros años pretéritos.

No imaginamos vivir así; Soñando, sintiendo con ansia y deseo el para siempre...

… una vida, hoy ayer, juntos...



El ser humano es...


Una basura corrupta.
Una bestia desgarbada.
Un huracán impotente.
Una ebria borrasca.
El ser humano es...
Una suma de decepciones,
Aburrida violencia para digerir.
Inútil pasión, diluida en negar.
El ser humano es...
Una cobarde feroz guerra,
en el llanto de un menor.
Una marioneta llena de envidia y persecución.
Llena de ansia y urgencia por el drama.
Venden odio y represión,
Compran inocencia y fustigan cansancio.
El ser humano es...
Su anatema, su depredador.
Chulo del alma y puto del perdón.
El ser humano es...
Una amante despiadada,
te complace y luego te castra.
Proclive al miedo y maestro del terror,

el ser humano es alimento para ratas y excremento de sus complejos.

Espectro de un abstracto y verdugo de la carne.
El ser humano es una marcha fúnebre.
Masacre en el alba
y quiebre del ocaso.

Descarga el libro completo en pdf

Página 2 de 2. Total : 34 Artículos.